Se ha producido un error en este gadget.

martes, 8 de febrero de 2011

Oración

Dejado ya el descanso de la noche
despierto en la alegría de tu amor,
concédeme tu luz que me ilumine
como ilumina el sol.
No sé lo que será del nuevo día
que entre luces y sombras viviré
pero sé, que si tu vienes conmigo,
no faltará mi fe.
Tal vez me esperen horas de desierto
amargas y sedientas, más yo sé
que, si vienes conmigo de camino,
jamás yo tendré sed.
Concédeme vivir esta jornada
en paz con mis hermanos y mi Dios
al sentarnos los dos para la cena
párteme el pan, Señor.
Recibe, Padre Santo, nuestro ruego,
acoge por tu hijo la oración
que fluye del Espíritu en el alma
que sale de tu Amor.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario